¡Precio rebajado! Anticongelante - líquido refriegerante Ver más grande

Anticongelante - líquido refriegerante

MA000001

Nuevo

Líquido refrigerante especialmente desarrollado para intercambiadores marinos de Aluminio.

También existe la posibilidad de suministrarlo en formatos de 20L, consulte con nuestro departamento de atención al cliente.

Manual de usuario aquí.

Solé Diesel

Más detalles

23,40 € impuestos incl.

-15%

27,53 € impuestos incl.

Más información

Líquido Refrigerante 50% Solé es un refrigerante anticongelante de muy alto rendimiento para uso directo formulado con los más modernos aditivos orgánicos. Proporciona una protección de larga vida y libre de mantenimiento a los sistemas de refrigeración de la embarcación, de automóviles y de maquinaria agrícola entre otros. Evita la oxidación de todos los tipos de metales presentes en los circuitos de refrigeración.

Propiedades

Punto de congelación por debajo de los -37ºC proporcionando una protección efectiva de hasta temperaturas ambientales alrededor de los -39ºC.

Punto de ebullición de 136ºC a 138 kPa de presión lo que evita cavitación en el sistema de bombeo, y sobrecalentamientos del sistema.

Capacidad anticorrosiva excelente evitando formaciones de óxido. No se ennegrece prematuramente. Contiene aditivos anti-cal.

Está formulado íntegramente con etilenglicol (también conocido como mono etilenglicol o MEG) No contiene otros tipos de glicol. Está exento asimismo de aminas, nitritos, fosfatos y silicatos.

No es inflamable. No crea residuos ni tapona los filtros. Inerte frente a gomas y elastómeros. Impide la formación de espumas. Larga vida. Como orientación puede tenerse en cuenta lo siguientes valores de referencia:

              ○ Camiones, Autobuses y Maquinaria de Obra Pública: 650.000 Km. (o 8000 horas).

              ○ Vehículo ligero: 250.000 Km. (o 2000 horas)

              ○ Embarcaciones: véase el manual del motor

              ○ Motores estacionarios: 32000 horas (o 6 años)

En general para todos los vehículos es recomendable reemplazar el producto a los 5 años si no se han alcanzado los kilómetros o las horas descritos. Alarga la vida útil de bombas, termostatos y radiadores, evitando costosas averías